logo
  • MESA CENTRAL: 2 2578 8500
  • CENTRO MÉDICO: 2 2578 8522

Foto inaugural en Clínica Colonial Ñuñoa

Clínica Colonial Ñuñoa 1998 - Marzo 2020

Nueva Clínica Colonial Huechuraba Marzo 2020

Nuestra Historia

El siguiente es un discurso pronunciado por el doctor Roberto Aspée en la inauguración de Clínica Colonial en Ñuñoa, a fines del año 1998:

“Las Condes, noviembre de 1985.

Éramos un grupo de médicos jóvenes, abocados al servicio al paciente y con vocación de servicio; los cuales, durante el desarrollo de nuestra infancia profesional, hallamos un concepto originalmente obvio: sabíamos hacer muy bien nuestro trabajo, pero no todos podían beneficiarse de él. Existía una limitante económica, en un periodo paradojal de fuerte expansión de la medicina privada, la cual no alcanzaba para todos.

Al observar el panorama de la época y nuestras inquietudes, identificamos lo medular: Lo esencial en el cuidado al enfermo no está en la costosa tecnología, ni en el uso desaprensivo de los recursos, sino que está en nosotros mismos; en las muchas horas invertidas en saber, mejorar y crecer; en la racionalidad y ponderación de lo mejor de nuestra experiencia profesional adquirida.

Creímos y seguimos creyendo en ello, así que lo aplicamos en nuestro desarrollo profesional, y descubrimos algo sorprendente: aplicado de esta manera, los costos se reducían sustancialmente y se nos permitía, finalmente, llevar este beneficio a muchos más pacientes.

De esta manera nace nuestra organización, enfocada en la idea de que para los que desean verdaderamente algo, y están dispuestos a prescindir de la llamada ‘realidad objetiva’, ningún lugar está lejos. Lo verbalizamos con una frase que, más que un lema, es nuestro compromiso: Excelencia médica a su alcance».

Roberto Aspée Aravena
Director médico Clínica Colonial

Un nuevo desafío

Con la apertura de la Clínica Colonial en Ñuñoa, pusimos en práctica esa manera de entender la medicina con una lógica de cercanía con el paciente, preocupación por sus familias y la entrega de salud de excelencia en una zona que no se caracterizaba por la presencia de recintos clínicos y hospitalarios.

Tras atender a más pacientes de los que esperamos, nos vimos obligados a crecer porque los servicios no daban abasto. Así comenzamos a visualizar el proyecto de instalar nuestra Clínica Colonial en Huechuraba con el objetivo de mantener el estándar de atención de calidad que nos ha caracterizado desde que descubrimos nuestra vocación.

En marzo de 2020, 22 años después de iniciar Clínica Colonial en Ñuñoa, nos trasladamos a la zona norte de Santiago. Más maduros y orgullosos de nuestra propuesta, seguimos diferenciándonos con un modelo de atención que apuesta por el compromiso personal y profesional por sobre la lógica de conveniencia individual.