Las frutas son alimentos que aportan fibra, micronutrientes y vitaminas a nuestro organismo y, aunque varíen según la estación, son asequibles y deben estar presentes en una dieta equilibrada; sin embargo, es primordial consumirlas en porciones adecuadas, ya que muchas son altas en azúcares que pueden tener efectos adversos en nuestro peso y bienestar.
Es recomendable consumir tres porciones al día, rigiéndose por las siguientes cantidades:

Guinda = 15 gramos.
Durazno = 1 unidad.
Plátano = ½ unidad.
Frutilla = 1 taza.
Naranja = 1 unidad.
Melón = 1 taza.
Mandarina= 3 unidades .
Pera = 1 unidad.
Damascos = 3 unidades.
Sandía = 1 taza.
kiwi= 2 unidades.
Manzana = 1 unidad.
Pepino dulce = 1 unidad.
Uva = 15 gramos.

También es recomendable limitar el consumo de frutas con aporte de azúcares simples altos,
como las uvas y el plátano. Asimismo, las personas diabéticas no deben consumir sandía ni piña,
ya que estas frutas tiene un índice glicémico muy alto. Sin embargo, siempre es bueno consultar
con un nutricionista para asegurarse de tener una dieta sana y balanceada.

Leave a reply