Marzo es el mes donde los niños y jóvenes regresan a clases, volviendo a rutinas marcadas, luego de unas merecidas vacaciones estivales. En el verano, los horarios se cambian y es recomendable tomar algunas consideraciones para que esto no afecte la vuelta a clases.

  1. Reeducar el sueño desde dos semanas antes de volver el colegio. No lo hagas de golpe el día antes de volver a clases, pues el cuerpo está acostumbrado a un horario y resultará en cansancio.
  2. Ajusta la hora de irse a dormir y de levantarse, de manera progresiva.
  3. Retira televisores y consolas de la habitación. Estos elementos distractores pueden acaparar su atención y alterar los ciclos de sueño, especialmente en niños.
  4. Procura entre ocho y diez horas de sueño diarias en las semanas previas a la vuelta a clases y durante el año escolar.
  5. Apaga celulares, tablets y otras pantallas por lo menos una hora antes de irse a la cama.

Recuerda que el no dormir, o no hacerlo de la manera adecuada, puede afectar directamente la capacidad de concentración, aprendizaje y conducta de los niños. 

Leave a reply