Con las altas temperaturas de la temporada veraniega, es común perder líquido de nuestro
organismo a través de la sudoración. Por esta razón es aún más importante vigilar nuestros
niveles de hidratación, para asegurar nuestro bienestar, rendimiento laboral o el disfrute de las
vacaciones. Tomando en cuenta las siguientes recomendaciones no tendrás que preocuparte:

  1. Bebe líquidos frecuentemente. No importa si no tienes mucha sed. De hecho, tu
    cuerpo envía la señal cuando tu organismo está en proceso de deshidratación.
  2. Las cantidades recomendadas de consumo diario de agua son: tres litros para los
    hombres y 2,2 en caso de las mujeres. Siempre prefiere tomar agua antes que
    bebidas azucaradas o altos en químicos.
  3. Consume más frutas y vegetales. Especialmente las que son ricas en agua, como
    pepino, apio, tomate, sandía, melón, piña. Te mantendrás hidratado, refrescado y
    son deliciosas.
  4. Toma el agua a temperatura ambiente. De esta manera tu organismo la absorberá
    más fácilmente para hidratarse y refrigerarse. Beber agua muy fría no es de mucha
    ayuda, ya que no sirve para recuperar el líquido perdido por la sudoración, e incluso,
    no satisface la sensación de sed.
  5. Toma bebidas isotónicas para recuperar hidratación rápidamente luego de practicar
    deporte durante más de una hora, o cuando hagas ejercicios en ambientes calurosos.
    Siempre y cuando la sudoración sea alta.

Con estos tips te mantendrás hidratado, para que puedas disfrutar el verano sin problemas.

Leave a reply